Risotto bianco con perrechicos salteados...



Ya pensaba que este año iba a quedarme sin probar los perrechicos. En cuanto han llegado a mis manos me he decidido a preparar esta receta, un "risotto bianco"(el risotto basico que hay que dominar para lanzarse a preparar algun otro mas complejo y suculento) acompañado de unos deliciosos perrechicos salteados con romero, a ver que os parece...


Ingredientes para dos personas:

- 100 gr. de perrechicos limpios
- 200 gr. de arroz bomba ecológico
- 2 dientes de ajo
- 1/2 cebolla
- 10 cl. de vino blanco de calidad
- 50 cl. de caldo de verduras natural
- 1 cucharada de aceite de oliva
- 3 nueces de mantequilla
- 40 gr. de queso parmesano
- 1 cucharada de aceite de oliva
- 2 ramitas de romero
- Sal
- Pimienta negra recién molida
- Escamas de sal de vino



Poned a fuego medio una cazuela alta de unos 25 cm. de diámetro con una nuez de mantequilla y el aceite de oliva. Picad en "brunoise" (en pequeños dados) la media cebolla y los dientes de ajo; reservad uno de los dientes de ajo para las setas y echad el resto del ajo y la cebolla en la cazuela, dejando que se pochen durante 8 minutos.

Calentad el caldo de verduras en el microondas, pues debe estar bien caliente cuando lo añadamos al arroz; colocad una sartén mediana a fuego bajo (potencia de 2 sobre 10, mas o menos) con una nuez de mantequilla, mientras se deshace picad las hojas inferiores de las ramitas de romero, dejando las superiores en la rama para decorar con ellas el plato



Cuando la mantequilla de la sartén se haya derretido agregad el ajo picado y dejad que se dore lentamente.

Echad el arroz en la cazuela y dejadlo un minuto para que se dore, sin dejar de moverlo para que no se pegue. Seguidamente mojadlo con el vino blanco, removed bien y una vez que se haya reducido agregad un cucharón de caldo caliente y un pizco de sal. El secreto de un buen risotto se basa en añadir el caldo caliente poco a poco echando otro cucharon cuando se haya reducido el anterior y removiendo continuamente para sacarle el almidón. El risotto debe estar "al dente" así que id probandolo mientras se cuece hasta que encontreis que está en su punto. Si se os acabase el caldo antes de que el arroz este listo terminadlo de cocer añadiendo agua caliente.

Cuando el arroz esté listo, quitadlo del fuego, probadlo para rectificar de sal, agregad una nuez de mantequilla y rallad el parmesano por encima. Removed bien hasta que el queso y la mantequilla se derritan y se incorporen al arroz,que ira ganando cremosidad, y cubrid la cazuela con la tapa para que repose durante un par de minutos.

Subid el fuego de la sartén al máximo, echad en ella los perrechicos seguidos del romero picado y salteadlos durante los dos minutos que reposará el arroz. Pasados los dos minutos apartadlos del fuego.

Para emplatar, echad unas cucharadas del arroz en el centro de cada plato, colocad encima la mitad de los perrechicos con el juguillo que ha quedado en la sartén y unas escamas de sal de vino por encima. Terminad el plato pinchando la ramita de romero y llevadlo directamente a la mesa, para que podais disfrutar plenamente de su textura.

Para esta receta quise usar en un principio arroz arborio para que fuese un risotto mas autentico, pero al no encontrarlo me decidí por usar arroz bomba, concretamente uno de origen ecológico, que me ha dado un gran resultado, y ademas, al estar envasado al vacío no precisa de ninguno de los productos que se añaden al arroz comercial para su ideal conservación.




No hay comentarios:

Publicar un comentario